Escudo de Cox, Bienvenidos a la ciudad de Cox

Semana Santa


Nazarenos en procesión.

HISTORIA DE LA SEMANA SANTA DE COX

A día de hoy no tenemos fecha concreta de los orígenes de la Semana Santa de Cox. Nuestra historia la tenemos que basar en la comparación con otras Semanas Santas de la comarca. En estas localidades, como posiblemente sucediese en Cox, fue la llegada de alguna orden religiosa la que promoviese o impulsase la devoción a La Pasión de Cristo sacándola de los templos y escenificándola en las calles.

Tras el Concilio de Trento (1545-1563), la Iglesia alienta este tipo de manifestaciones religiosas con el fin de evangelizar al pueblo llano.

Cox no podía ser menos, posiblemente sería con la llegada de la orden de los Carmelitas Calzados, en 1611, a la ermita de Nuestra Señora de las Virtudes, los que fomentaran la representación de la Pasión de Cristo en nuestras calles.

La actual cofradía de la Cruz Penitencial es la heredera de aquella primera procesión. Un hombre ataviado con una túnica morada salía por las calles llevando la cruz a cuestas y rememorando las tres caídas en la Vía Dolorosa. Penitentes con velas acompañaban el cortejo. Otras poblaciones de la Vega Baja hasta hace poco mantenían esta tradición: Callosa de Segura, Albatera, Rojales...etc. pero son Granja de Rocamora junto con Cox las únicas poblaciones que en la actualidad la conservan. En el siglo XVIII ya encontramos en Cox la imagen de la Virgen de los Dolores. Este interesante busto recibía culto en la capilla doméstica de la casona propiedad de la familia Guillen-Egea. Ésta era la imagen que durante el Septenario de los Dolores presidía el altar mayor de la iglesia parroquial. Durante este siglo y el XIX se fundaron otras cofradías.

Virgen de Los Dolores.

En la Publicación decimonónica "España Mariana" Manuel Cuenca Marco, deja constancia escrita de la existencia en Cox de imágenes procesionales, así hace alusión a la Dolorosa de vestir y a la imagen de la Virgen de la Soledad que junto con el Cristo yacente participarían en la procesión del Santo Entierro.

La cofradía de la Verónica también se erigía por esas fechas. La tradición oral cuenta que la talla de Nuestro Padre Jesús llegó en 1872?. En los desfiles procesionales también estaría presente la imagen de un Crucificado, éste tenía su altar en el Convento del Carmen y bajo la advocación del Desamparo. El historiador Montesinos nos lo describe ya en 1795, cuando relata la "Historia del lugar de Cox".

La preciosa imagen de la Virgen del Rosario, que ostentaba una amplia capilla en la iglesia parroquial desde su construcción en 1778, era la talla mariana que el domingo de resurrección junto con Jesús Sacramentado bajo palio realizaba la Procesión del Santo Encuentro, siendo de esta procesión lo más característico Las Reverencias. Durante los tristes acontecimientos de la Guerra Civil Española (1936-1939), todo nuestro patrimonio procesional desaparece, las imágenes son profanadas y quemadas públicamente, fruto del desconocimiento de su gran valor artístico.

Pasado este período todo comienza de nuevo. En aquella época casi todas las cofradías eran de carácter familiar. Todas ellas durante la década de los cuarenta encargan de nuevo la elaboración de tallas para reponer las pérdidas. Es en este momento cuando las procesiones vuelven a ver nuestras calles. Es durante este periodo cuando también se funda una nueva cofradía la de San Pedro Arrepentido (1946). Esta sería la pionera en la confección de túnicas para sus penitentes. Desde entonces el colorido de capas y vestas llegó a la Semana Santa.

Tras estos años de esplendor es en la década de los sesenta y setenta cuando el declive llega a nuestras procesiones. Pero gracias a un pequeño grupo de cofrades que no desisten en su empeño, y a pesar de estos duros años, luchan para que todas las imágenes procesiones. Consiguiendo que la Semana Santa se mantuviese a pesar de las circunstancias. Fueron años duros, muy duros, el número de cofrades mermaba, los pasos que antes eran portados en andas ahora saldrían con ruedas. A finales de los años ochenta, todo comienza a cambiar, se empieza a observar un tímido despertar y con él la renovación de algunos de los enseres de las cofradías.

En 1991 aparece el primer cartel y programa de Semana Santa. La Virgen de los Dolores fue la designada para ilustrarlo. Todo comienza a resurgir con una fuerza inesperada. En este resurgir se crean nuevas hermandades. Es en 1992 cuando un grupo de jóvenes de la parroquia funda la hermandad penitencial de Nuestro Padre Jesús Cautivo, y con ellos un nuevo personaje aparece en nuestra Semana Santa, los costaleros, el Cautivo saldría a hombros como lo hacían antaño los demás. En estos años el patrimonio se renueva y se enriquece, las cofradías harán tronos nuevos, las imágenes se restauran, los bordados y la orfebrería vuelven a lucir como reflejo de la brillantez de esta etapa Semana Santera que nos ha tocado vivir. Es también en 1992 cuando la imagen de la Virgen del Carmen comienza a procesionar en la mañana del Domingo de Resurrección, en el Santo Encuentro.

Cristo de La Caida.

El autor de las nuevas imágenes que se incorporan a nuestros desfiles procesionales es el joven escultor Ramón Cuenca Santo. Su primera imagen fue María Santísima de la Paz (1994) que acompañará a Jesús Cautivo. Con esta nueva imagen aparecerá otro personaje en nuestra Semana Santa, la mujer costalera, pioneras en toda la vega baja en llevar una imagen a hombros. En 1999 talla la imagen de nuestro padre Jesús Triunfante «Obra de juventud» que dará una vistosidad inimaginable hasta entonces a la mañana de Domingo de Ramos. La cofradía de la Verónica le encarga en 1998 la hechura de nuestro padre Jesús de la Caída, éste formará parte junto con la Verónica del paso de misterio que rememora el Milagro de la Santa Faz. La juventud cofrade despierta y los pasos que durante un tiempo fueron a ruedas vuelven a salir a hombros: San Juan y la Dolorosa, Nuestro Padre Jesús y por último el Santísimo Cristo del Silencio. En el año 2006 la cofradía del cautivo agregó a su tercio procesional la imagen del Niño Jesús de la Pasión, éste será llevado por los niños y fomentara el espíritu cofrade de los infantes de la hermandad.

El siglo XX quedó atrás, un nuevo milenio se divisa ante nosotros y nuevos acontecimientos históricos formarán parte de nuestra íntima historia. En diciembre del 2003 el Rvdo. Sr. D. Victorio Oliver erige canónicamente a la junta mayor de cofradías y hermandades de Cox. En la junta directiva están representadas todas las cofradías. Ramón Cuenca Santo es elegido como su primer presidente.

En el año 2004 nos dispusimos a celebrar el gran acontecimiento, importantísimo para la historia de la Semana Santa. Cox fue el pueblo anfitrión del XI Encuentro de Cofradías y Hermandades. Un gran compromiso que no dudó en poner en nuestras manos la junta diocesana de Semana Santa del Obispado.

 

 

Enlaces Relacionados



 

 

Excmo. Ayuntamiento de Cox. Plaza Glorieta 1, 03350 Cox (Alicante) Telf.: 96 536 00 00