Icono Qué VerQué Ver

Iglesia Parroquial de La Virgen del Carmen

Iglesia de Algorfa

Se encuentra ubicada, como es característico en todos los pueblos de la Vega Baja del Segura, cerca del Ayuntamiento y frente a la Plaza de España.

Construcción de estilo funcional, comenzó a construirse en 1963 en honor a Nuestra Señora del Carmen, finalizando el edificio en 1967. Cuenta con un Cristo en el Altar Mayor y pinturas en los altares laterales.



La Ermita de Algorfa

Ermita de Algorfa

Se eleva sobre una pequeña colina, que le permite ser divisada desde cualquier punto. Constituye uno de los ejemplos más representativos de Algorfa. Construida a principios de siglo con piedras de la cantera local.

Cuentan los vecinos del pueblo que, en otros tiempos, la parte interna de la Ermita estuvo decorada de la siguiente manera:
"...tenía suelo de mármol con placas blancas y negras, como si fuese un tablero de ajedrez. Al entrar, y en la parte derecha existía una pila bautismal de piedra, construida por un pedrero del pueblo. El altar era de piezas de madera de distintos colores, simbolizando un mosaico. El interior de la Ermita permitía una acústica excepcional, y además los rayos de luz, al penetrar por las vidrieras de las ventanas, daban al interior la sensación de estar envuelto en un trozo de cielo...".

Era famosa en toda la Vega Baja la romería que se hacía a la Ermita en Septiembre, durante las Fiestas Patronales. Estas se celebraban en Septiembre y no en Julio, como correspondía, ya que en los meses de verano la mayoría de los hombres del pueblo se encontraban en la vendimia. El primer Domingo de Septiembre se celebraba una misa en la Ermita, posteriormente se bajaba la Virgen del Carmen al pueblo, donde permanecía todo el día en la Escuela unitaria existente por aquel entonces. Al atardecer de ese mismo día se celebraba la procesión por las calles del pueblo. Al día siguiente, Lunes, se llevaba la Virgen en romería de nuevo a la Ermita.

La Ermita forma parte del patrimonio municipal y se ha reavivado aquella famosa romería, nunca olvidada por los vecinos del pueblo.

Hoy día el Ayuntamiento está realizando gestiones con la Excelentísima Diputación Provincial de Alicante y con la Generalitat Valenciana para restaurarla, así como, la pinada que la rodea. Igualmente se está gestionando el adquirir la Casa-Palacio de los Marqueses, situada junto a la Ermita.

El Castillo de Montemar

Castillo de Montemar

Al Sur del término municipal de Algorfa, y por la carretera que une este pueblo a Los Montesinos, se encuentra una finca agrícola dedicada a varios cultivos y con gran parte de pinares y monte bajo. En medio de esta finca, existe un Castillo señorial, denominado Castillo de Montemar, en la cúspide de uno de los cabezos más altos de los distintos que forman el monte de la finca.

Esta casa señorial fue construida a finales del siglo XVIII y desde entonces y, durante casi 150 años, perteneció a la familia de los Condes de Casa Rojas. El primer Conde de Casa Rojas, y posiblemente el primer dueño de este Castillo, fue Don José Rojas y Recaño. Este caballero fue el primero que tuvo la dignidad de Capitán General del departamento de Cartagena. Nació en Cádiz en 1702 y tras una larga y valerosa carrera en la armada, fue nombrado por el Rey, Conde de Casa Rojas y Vizconde de Recaño. Falleció en Cartagena a los 93 años de edad. Durante todo el siglo XIX, el Castillo de Montemar siguió perteneciendo a sus sucesores. Al finalizar la Guerra Civil, la familia Rojas tuvo que vender la finca y el Castillo que contenía. Tras pasar por varios propietarios, el Castillo fue adquirido en el año 1970 por sus actuales dueños, y fue objeto de una importante restauración que lo salvó de desaparecer, y lo adaptó interiormente como vivienda privada, uso que sigue teniendo en la actualidad.

Este Castillo nunca tuvo utilizaciones militares, generalmente fue utilizado como residencia veraniega de los sucesivos dueños. Su estilo es algo afrancesado. Tiene dos torres cuadradas y dos circulares con las esquinas de sillares. La torre principal que podemos llamar "del homenaje", tiene garitones en sus esquinas, y almenas con sus coronaciones inclinadas hacia el exterior. Posee un patio cuadrado rodeado por una galería situada en la primera planta. Los techos de las torres son planos y accesibles, aunque durante el siglo pasado tuvieron cubiertas a cuatro aguas hechas con pizarra. La vista que se tiene desde estas terrazas justifica sin duda alguna el nombre de este "Castillo de Montemar".

El Castillo Pequeño

El Castillo Pequeño

Se hallaba próximo al Castillo de Montemar, sobre un montecillo.

Se tienen pocos datos sobre este castillo de pequeñas dimensiones, que debió cumplir funciones anexas al de Montemar. Fue propiedad de las Órdenes de Santiago y Montalbán. Más que un castillo, propiamente dicho, sería probablemente un puesto avanzado.

La edificación tiene cuerpo cilíndrico, coronado por almenas, quedando escasos vestigios de otros elementos.


Necrópolis

Los restos de la necrópolis de Algorfa pertenecen al periodo Neolítico, III milenio antes de Cristo. El instrumental básico era de piedra cerámica, realizado con verdadero virtuosismo, en particular las treinta y tres punta de flecha allí encontradas, y que a la vista del utillaje y de su funcionalidad, debido a la existencia en las cercanías de un poblado compuesto por fuertes cazadores y guerreros, que vivían en un marco boscoso a orillas del Segura.

Fiestas

Ballet Infantil

Algorfa ofrece sus fiestas en dos fechas al año, la primera el segundo Lunes de Pascua, fiesta en honor a San Vicente Ferrer, patrón de Algorfa, religioso dominico nacido en Valencia hacia 1356 y fallecido en Vannes (Francia), con procesión y actividades festivas, de teatro y baile. Desde mediados de abril hasta mayo celebración de la Primavera Cultural.

La segunda fecha es en julio el día 16, fiestas patronales en honor a la virgen del Carmen. Los actos culturales y deportivos son motivo de unión entre los habitantes de Algorfa.

En Junio se celebra la Gala del Deporte y el segundo fin de semana de septiembre se celebra Algorfa Jove.

Semana Santa

Algorfa, como otros muchos pueblos que carecen de Cofradías, su Semana Santa se distingue por la fervorosa y masiva participación de sus fieles en cada una de las procesiones y en la liturgia sacramental del Domingo de Ramos y del Tríduo sacro de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Es el Domingo de Resurrección, en la Procesión del Encuentro, donde se viven los momentos más emotivos, tras las reverencias con banderas entre el Señor y la Virgen, con la suelta de palomos por parte de los numerosos palomeros de  esta localidad.

Más Información