Icono Información GeneralGranja de Rocamora

Iglesia de San Pedro Apóstol

La historia de este vecindario va ligada a la familia de los Rocamora, de la que procede su nombre. Noble linaje de origen catalán que acompañó al Rey Don Jaime I El Conquistador en la Reconquista. En agradecimiento les dio tierras y los convirtió en una de las primeras familias de la comarca.

Granja de Rocamora es un pueblo que vive de la huerta. Su gastronomía es marcadamente vegetal. El turista que desee comer en este enclave podrá degustar comidas típicas como el arroz con costra, propia de festividades y eventos familiares, el arroz granjero, plato que se come todo el año y que consta de arroz, habas, alcachofas y boquerones. Otro plato típico son las pelotas de carne que se hacen con miga de pan, perejil, carne picada, sangre y huevo. Las olivas partías que se aromatizan con tomillo y saldorija (plantas aromáticas procedentes de la sierra) nos pueden servir de aperitivo. Los dulces más representativos de esta localidad son las tortas de calabaza o de almendra. A pesar de que Granja es un municipio pequeño, presenta algunos lugares de interés turístico como son la torre árabe del siglo XII que, restaurada hoy en día, aunque es una casa particular puede contemplarse su estilo arquitectónico original.