General Information IconRafal

Plaza de España

Rafal es un pueblo desahogado y bien urbanizado en el que no faltan jardines y espacios verdes. Todos sus edificios oficiales son de moderna construcción, incluidos el Ayuntamiento, la Biblioteca, Correos y los Colegios de la localidad. Junto a la Sociedad Musical, y colindante con el ayuntamiento, un magnífico Auditorio que hace honor a la vocación musical de sus habitantes. El Auditorio Municipal de moderna construcción está dotado de magnificas instalaciones. La banda de música Arte Musical pone de manifiesto la gran pasión del pueblo por la música, produciendo músicos y compositores de la talla de Agustín Bertomeu.

Comienza la historia de Rafal como consecuencia del reparto de tierras tras la Reconquista de Orihuela por Alfonso X en 1243, los fundadores árabes de Rahal Al-Wazir fueron desalojados y la finca fue repoblada en julio de 1266 por 42 familias cristianas. El término con base árabe Rahal significa masía o alquería, lo que explica el origen de la actual localidad: caserío que perteneció a la municipalidad de Orihuela hasta el siglo XVII. La influencia catalana cambió el nombre de Rahal por Rafal, que es como hoy se le conoce.

Durante los siglos XIV al XVI Rafal fue propiedad feudal de distintos señores, especialmente la familia Rocamora, hasta que en junio de 1636 Felipe IV elevó la villa a marquesado y la concedió a D. Jerónimo Rocamora, marqués de Rafal. La influencia de este primer marqués fue clave en la historia de la localidad pues bajo su señorío la villa consiguió independizarse municipalmente de Orihuela y emprendió las obras de la iglesia, que se convirtió en parroquia en 1640 por mediación del obispo D. Juan García Artés.

En 1640, Rafal ya tenía personalidad jurídica propia con agricultores que trabajaban la tierra a perpetuidad a cambio de no poder vender ese privilegio a foráneos y dar al propietario de las tierras una parte de la cosecha.

Fundamentalmente agrícola, la actividad de Rafal corre paralela al destino de los demás pueblos limítrofes de la Vega Baja, volcándose como ellos, en la industria conservera cuando en los años 50 se creó la infraestructura de la exportación hortofrutícola.

Sin embargo, dos características la distinguen de sus vecinos. Una es su gran pasión por la música. Efectivamente, desde principios de siglo su banda de música "Arte Musical" ha ganado poco a poco un renombre especial, con multitud de premios y certámenes, produciendo músicos y compositores de la talla de Agustín Bertomeu.

En segundo lugar, el esfuerzo de modernización urbanística, estimulado por la presencia del hospital del Servicio Valenciano de Salud. Esta voluntad demuestra una gran proyección de futuro y un caluroso espíritu de acogida unánimemente presentes en todos los habitantes y rincones de esta población.