Icono Información GeneralLos Montesinos

Vista aérea de Los Montesinos

El término municipal de Los Montesinos está situado en el extremo Sur de la provincia de Alicante y de la Comunidad Valenciana, al Sur de la comarca del Bajo Segura, en las tierras que tradicionalmente han conformado el "campo o secano", alejado de la huerta o tierras regadas por el Río Segura.

Localizada en el triángulo formado por las ciudades de Alicante (a 65 km.), Murcia (a 49 km.) y Cartagena (a 64 km.), el acceso a estas ciudades es rápido y a través de carreteras en un perfecto estado de conservación.

Además, la localidad de Torrevieja, una de las ciudades costeras con más tradición turística de la Comunidad Valenciana se encuentra a tan solo 10 km.

El municipio de Los Montesinos, está rodeado por la tierra de cultivo, y por la gran belleza natural que le confiere las vistas las vistas a las Salinas de Torrevieja.

Sus campos se cubren de grandes zonas de campo y huerta, que en época de cosecha, le confiere un colorido especial. Sus espacios naturales tienen amplias posibilidades para la práctica de actividades como el ecoturismo. La zona oriental de municipio forma parte del Parque Natural de las Lagunas de Torrevieja y La Mata. Este espacio, además de ofrecer un bello paisaje que los habitantes de Los Montesinos disfrutan cada día, constituyen una zona tranquila para caminar y recrearse con su flora y fauna en la que se puede contemplar especies vegetales del tipo halófilas y animales, como el aguilucho cenizo, entre otros.

Los Montesinos debe su nombre a la familia nobiliaria que rigió los destinos de las tierras donde se enclava el pueblo. Desde las reformas del Cardenal Belluga el conjunto de la Vega Baja fue prosperando y con ella Los Montesinos, hasta llegar a la actual cifra de población que de derecho de 2.715 habitantes. Su término municipal ocupa una extensión de 15,13 Km2 que limita, por su lado este, con la laguna salada de Torrevieja, siendo por tanto un pueblo de segunda línea costera.

En la configuración de su pasado histórico destacan las huellas dejadas por el mundo romano en las haciendas Lo Montanaro y La Marquesa, documentadas como antiguas villas romanas, localizadas junto a la Vía Augusta. Esta calzada, procedente de Roma y en dirección Cádiz, discurría paralela a la costa Mediterránea y, después de cruzar el río Segura, atravesaba el término de Los Montesinos en su zona oeste, dirigiéndose hacia Cartagena.

La cultura islámica también ha dejado sus huellas en este territorio en La Marquesa, hacienda en la que se halló, a mediados de los años 70, un conjunto de monedas árabes, llamado "Tesorillo de La Marquesa", compuesto por 246 monedas de plata de los siglos X y XI.

La demarcación territorial de Los Montesinos, perteneció al municipio de Almoradí desde el siglo XVI hasta el año 1990, en el cual finalizó la tutela tradicional que había ejercido esta población. En efecto, mediante Decreto 140/90 el Consell de la Generalitat Valenciana, Los Montesinos se convirtió en municipio independiente, con Ayuntamiento propio y con territorio desmembrado del antiguo término de Almoradí.

La población de Los Montesinos es, en el aspecto administrativo, muy joven. Es un municipio que presenta una evolución creciente de su población, caracterizada por un ritmo ascendente en su conjunto, pero salpicado de diferentes cambios de intensidad de crecimiento. Ha sufrido una paulatina emigración debido a su baja dinámica económica, motivo por el cual presenta una población bastante envejecida aunque en este último decenio se está recuperando. En cuanto a su situación económica, los factores que han propiciado el desarrollo económico de este núcleo de población, son: la ampliación del regadío y el turismo. En el transcurso del siglo XX se produce, de forma gradual el afianzamiento de unas condiciones económicas favorables, que tienen su génesis en las obras de ingeniería, que permiten la llegada de parotes hídricos al secano. Por otra parte, estas se complementan con las actividades derivadas del desarrollo turístico y de crecimiento inmobiliario acaecido en el litoral desde la década de 1980. Regadío y turismo dejan sentir sus efectos en el paisaje natural, en la tipología de los cultivos, en la organización social y económica, en el desarrollo urbano, en los niveles de renta y en los capitales disponibles.

El turismo ha permitido a los vecinos de Los Montesinos ampliar sus expectativas económicas más allá del sector primario. Si bien este fenómeno, se dio en un principio en la zona costera de Torrevieja, Guardamar, litoral de Orihuela y después prosiguió en los pueblos de la segunda línea costera, como Rojales, San Miguel de Salinas, San Fulgencio y Los Montesinos, en menor proporción, porque es un sector que está por explotar.

En la actualidad, las Normas Subsidiarias de Los Montesinos aprobadas definitivamente en 1996, contemplan dos zonas industriales de unos 304.709 m2, dos residenciales de unos 245.000 m2 y un plan parcial de 478.692 m2 que supondrá un crecimiento de la población en unas 9.913 personas.

Al mismo tiempo, Los Montesinos cuenta con una prospera agricultura, fundamentalmente de cítricos y hortalizas tempranas, que genera así mismo una importante industria agroalimentaria. A la vez, la economía se halla vinculada al crecimiento inmobiliario, invirtiendo capitales en el sector de la construcción y en otros subsectores fabriles dedicados al equipamiento de viviendas tales como madera, fontanería, muebles, forjados y cristalerías entre otras. Así pues, de seguir el despegue económico producido por el turismo y el auge del sector de la construcción e industrias derivadas o afines al mismo, podemos albergar esperanzas de un aumento sostenido de la riqueza y el rejuvenecimiento de la población.

Por otro lado, en la mayoría de los municipios de la comarca de la Vega Baja muestran unas pirámides demográficas de tipo irregular, con una elevada proporción de viejos y pocos adultos, principalmente desde el tramo de los 50 años de edad hasta los 30. Este proceso de envejecimiento, en el caso de Los Montesinos, se debe al éxodo migratorio, provocado por la ausencia de expectativas económicas, que ha mermado de efectivos adultos jóvenes.

La progresiva mecanización del campo y la sustitución de los cultivos tradicionales por otros necesitados de menor mano de obra ha provocado una disminución de la población activa en el sector primario y una pérdida de población en las áreas de monocultivo agrario.

El sector industrial ofrece niveles de implantación a nivel medio sometido a empresas relacionadas con la construcción, carpinterías, herrerías, fontanerías, etc.

Hoy por hoy, las expectativas municipales son:

  • Evidentes potencialidades turísticas, con gran valor turístico: patrimonio arquitectónico y etnológico, costumbres y fisonomía rural.
  • Claro desarrollo futuro en el sector industrial, con la aceleración que da al municipio la implantación del polígono industrial.
  • Fuerte atracción de población al municipio, debido en la actualidad, a las Normas Subsidiarias, que confieren expectativas muy positivas sobre el crecimiento de la población, por un lado; y por otro debido a la situación estratégica del municipio, a 7 Km de la costa, tranquilo, bien comunicado y sin aglomeraciones.