Historia

Historia

El origen de San Miguel de Salinas es incierto, aunque se conservan vestigios arqueológicos fechados de la época romana que hacen suponer la existencia en este período de algún núcleo de población.

Torre de San MiguelHasta el año 1500 pertenecía a Orihuela, de la que se separó en 1812 para ser municipio independiente, independencia suprimida en 1814 y recobrada definitivamente en 1822, aunque con el término municipal reducido al casco urbano.

En 1955 se amplió su término hasta lo que es en la actualidad.

La etapa que podíamos llamar de esplendor, iniciada por San Miguel a partir de 1820, queda truncada por el desastroso final de la década; el día 21 de marzo de 1829 un gran terremoto destruyó gran parte de los pueblos de la Vega Baja.

Ya entrado el siglo XX, con el aprovechamiento de los recursos agrícolas comienza un nuevo período de recuperación, truncado de nuevo por la Guerra Civil, si bien San Miguel de Salinas no sufrió las fatales consecuencias que en otros lugares de España.

Por fin, en las últimas décadas, y gracias al turismo San Miguel ha sufrido una verdadera renovación y un crecimiento a todos los niveles verdaderamente apreciable.

El Término Municipal de San Miguel de Salinas (5000 Has), pertenece a la comarca de la Vega Baja del Segura, casi en el mismo límite de las provincias de Alicante y Murcia.

El pueblo se encuentra situado en un promontorio, en las estribaciones de la sierra de "Los Alcores". Desde él se divisa perfectamente toda la costa alicantina, de ahí el calificativo de "Balcón de la Costa Blanca". Se encuentra situado a 100 metros aproximadamente sobre el nivel del mar.

Es punto de paso obligado, para las gentes de la Vega Baja hacia las costas. Su Geografía está repartida entre los llanos que miran hacia la costa y las sierras plagadas de pinares del interior. Su clima es bastante seco, con un sol radiante durante la mayor parte del año, y sus temperaturas agradables debido a la proximidad del mar (tan solo 7 km).

Se encuentra situado a:

 

Su economía tradicionalmente basada en la agricultura, ha sufrido en los últimos años un considerable cambio debido en gran parte al turismo, tanto estable como de temporada.

En cuanto a la población tiene un ritmo sostenido de crecimiento desde principios de siglo, estando en la actualidad sobre los 8.160 habitantes.

Las grandes pinadas que circundan San Miguel de Salinas son el pulmón de la Vega Baja, sobre todo las que rodean las carreteras de Campoamor (así llamada por cruzar la finca en la que residió el ilustre poeta) y la de Rebate.