Jesús Cautivo y María Santísima de la Estrella

En 1973 Jesús Cautivo procesionó por primera vez en la Semana Santa de Albatera. Portaba un estandarte bordado en corona de espinas y una cruz emblemática de la Orden Trinitaria, que se suprimió dos años después por la cruz plateada.

Esta imágen fue encargada por Manuel Menchón a Valentín García, pues había quedado cautivado por la expresión del rostro del Cristo de la Basílica de Medinaceli.

Cada año, el Cautivo estrenaba túnica nueva, hasta que en 1981 estrena la túnica morada que luce en la actualidad. La imagen se modificó dos veces y al quedar la peana pequeña hubo que hacer otra nueva que porta la inscripción: “a devoción de Antonio Menchón y Manuel Menchón”.
Jesús Cautivo y María Santísima de la Estrella
     
La túnica es de terciopelo morado con cordón en oro y morado, guantes blancos y sandalias negras. En un principio los nazarenos portaban cirios y más tarde velas.En 1975 se estrena el trono que llevaba en las esquinas escenas de la pasión, más tarde estas se retiraron y se sustituyeron por cuatro medallones ovoides en los que aparecen los cuatro evangelistas.

Todas estas escenas son de barro cocido, en alto relieve policromado al óleo, también lleva cuatro platos que portan cirios de cera, en lo alto del trono. En 1978 se terminó de dorar el trono, y al año siguiente se cambian los cirios por unos tallados realizados por Domingo García Quinto.

Virgen de la Estrella

 En 1975 Manuel Menchón marcha a Sevilla y allí conoce la Virgen de la Estrella y quedó tan impresionado que la mandó hacer en escultura. La imagen fue terminada en 1977 y salió procesionada por primera vez en Albatera el Domingo de Ramos de 1982 acompañada por un buen número de mujeres luciendo mantilla.

La Virgen porta en su mano derecha un relicario en forma de estrella.


Virgen de la Estrella
  
Un grupo de personas de Elche solicitaron a Manuel la Virgen para procesionarla y fue también acogida, que en 1989 se hizo una réplica en Elche y se formó la cofradía de María de la Santísima Estrella.

En 1993 recorrió las calles de Albatera y no volvió a salir hasta 1998 en que los costaleros de la Virgen de Elche se ofrecieron a llevarla en andas en homenaje a su amigo fallecido Manuel Menchón.