La Vega Online - El portal de la Vega Baja

La Vega Online convega Diputación de Alicante
20 de noviembre de 2017    Bienvenidos | Benvinguts |  Logotipo de Facebook Facebook | Logotipo de Twitter (se abre en una ventana nueva) Twitter

Vega Baja > Historia > Formentera

Vega Baja

Historia

Formentera del Segura

Los orígenes del municipio de Formentera, antes Frumentaria, debemos buscarlos en la época de la dominación musulmana. El río Segura que la bordea, permitieron la constitución de un núcleo poblacional, una antigua hacienda que fue arrebatada a los árabes por Jaime I hacia el año 1242. Más tarde pasaría a ser señorío de Juan de Portugal, (1357-1433). Durante siglos, pasó como venta, herencia o donación por las manos de otros señores, hasta que terminó en las manos del Marqués de Algorfa. Es en este momento cuando dejará de pertenecer a Orihuela, independizándose de ella en 1731. El pueblo se funda en ese momento apoyándose en la ley Alfonsina. Eran ocho vecinos en régimen de enfiteusis. Esta no es más que un tipo de contrato por el cual el dueño de una propiedad o un inmueble cede el dominio útil, reservándose el directo, en reconocimiento de lo cual se estipula el pago de un cánon periódico y a veces otras prestaciones. Era propiedad del Marqués de Algorfa, que cedió su propiedad a su hijo Nicolás Pérez de Sarrió, señor de Formentera y Marqués de Algorfa.

celebración festivaLas mejoras en el riego y en las prácticas agrícolas, junto a la ya mencionada cercanía al río Segura, permitieron un claro despegue económico del municipio en el siglo XIX, momento en el que se produce la desaparición del régimen señorial frente a la aparición de las propiedades minifundistas.

Ese paulatino crecimiento, se vio truncado por los terremotos sufridos por la Vega Baja de Segura en 1829. Estos causaron la muerte de al menos 100 de los vecinos, y grandes destrozos en las edificaciones, como la iglesia, que no fue reedificada hasta 1840, y todo ello contando con la ayuda de los herederos del marqués.

Con la proclamación de la Segunda República finalizó la lenta desaparición del dominio nobiliario, creciendo el núcleo poblacional y económicamente desde entonces.

En 1855 se trasladan los restos mortales del marqués desde Valencia a la iglesia parroquial de Formentera, donde había querido enterrarse, instalándose estos en el interior de un magnífico sarcófago de mármol que acaba por trasladarse en 1964 al cementerio.

El municipio siguió creciendo de una manera pausada, llegando a día de hoy tras experimentar una importante etapa de crecimiento socioeconómico derivado sobre todo del crecimiento urbanístico de la zona, a tener 4500 habitantes.

 



¡CSS Válido! ¡HTML Válido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Sello Fent Empresa. Iguals en Oportunitats Sello Estrategia de EmprendimientoPacto Empresarial Valenciano

           Vigencia          Vigencia

            2016-2019        2013-2016