Cofradías

Nuestro Padre Jesús Nazareno

Nuestro Padre Jesús Nazareno

Fundada en 1940

El pueblo judío gritaba: ¡Fuera, fuera!. ¡Crucificarle!. Entonces Pilatos se lo entregó para que fuera crucificado. Tomaron, pues a Jesús, y él cargando con su cruz, salió hacia el lugar llamado Calvario, que en hebreo se llama Gólgota ,y allí le crucificaron.

 

¡ÁNIMO VALIENTES!

Ser costalero significa poseer el honor y el orgullo de poder llevar sobre el hombro al propio Dios de la vida y a Nuestra Madre del Cielo. Pese al esfuerzo sobrehumano que se realiza, ser costalero es algo que se hace con tantas ganas e ilusión que no puede hacer daño. Sentirse por unas horas partícipe del sufrimiento de Cristo e intentar imitar ese pesar que sufrió es suficiente para querer hacerlo año tras año. ¿Por qué lo hacemos? No se sabe, se siente, es algo que te impulsa a repetirlo y, cada año, con más ilusión si cabe.

Desde el primer momento, en el que Nuestro Padre Jesús el Nazareno sale a la calle, recorre por todo el cuerpo una corriente que eriza todo el vello, todos estamos dispuestos, empujamos con fuerza y Nuestro Padre sube al Cielo. Tras dos horas de recorrido empiezan a aparecer los primeros tirones musculares, el cansancio hace presencia y el esfuerzo de levantar su trono se nota en nuestros hombros y riñones.

42 cofrades. La imagen y el trono son guardados en el Patronato de Semana Santa.

No sabes de dónde te salen las fuerzas, pero empujas con las piernas, con los riñones, y sacas esa energía como si hubieses empezado ahora mismo, lo levantas hasta donde antes no habías llegado y el dolor que tienes en los hombros parece que se amortigua.

Comienzas a caminar denuevo, la emoción te llena y un último esfuerzo te dice que ya llegas a la iglesia.

"¡Ánimo valientes!"... Ser costalero es un Honor, por el respeto que merece lo que llevas sobre los hombros.